Blas Pascal

Si nuestra visión se detiene en el límite de lo que conocemos, que nuestra imaginación pase más allá;
antes se cansará ella de concebir que la naturaleza de proveer. (B. Pascal)

jueves, 27 de diciembre de 2012

Joaquín Landerer, un personaje curioso en el panorama científico español


En 1841 nacía en Valencia José Joaquín Landerer y Climent. De padre suizo y madre valenciana fue una personalidad autodidacta, algo no muy frecuente en los ámbitos científicos. En la Universidad de Valencia logró el grado de Bachiller en Ciencias y al casarse, en 1867, con Dolores de Córdoba, hija de un terrateniente, tuvo el dinero suficiente para dedicarse a sus gustos intelectuales. Desde muy pronto sus aficiones se dirigieron hacia los campos astronómicos, geológicos, paleontológicos y meteorológicos.

Así, frecuenta en París los ambientes del naturalista Gustave Frédéric Dollfus (1850-1931), de los astrónomos Camille Flammarion (1842-1925) y Pierre Jules Cesar Janssen (1824-1907), etc. En España se relaciona con otros científicos de la misma orientación intelectual: con Juan Vilanova y Piera (1821-1893), catedrático de Geología y Paleontología de la Universidad de Madrid, José Comas Solà (1868-1937), director del Observatorio Astronómico Fabra de Barcelona, Ignacio Tarazona (1854-1924), catedrático de Cosmografía y Física del Globo en las Universidades de Barcelona y Valencia y con los directores de algunos observatorios astronómicos españoles: Tomás de Azcárate, León Herrero, el jesuita Ricardo Cirera, etc.
A lo largo de su vida realizó numerosas actividades dentro del ámbito científico. Así, muy pronto, en 1876 crea en Tortosa un Laboratorio y Gabinete Geológico con el fin de dar a conocer a los agricultores informaciones geológicas y químicas de interés en agronomía; realiza observaciones meteorológicas, astronómicas y geofísicas; hace estudios astronómicos sobre los satélites y las manchas de Júpiter, sobre el planeta Venus, sobre el Sol, la Luna, sobre los cuatro eclipses totales que durante tu vida hubo en España (1860, 1900, 1905 y 1912); etc.
Además, el valenciano fue un gran divulgador científico que impartió un gran número de conferencias en los más diversos centros y escribió casi dos centenares de artículos en importantes revistas de la época, algunas científicas como los Anales de la Sociedad Española de Historia Natural o los Comptes rendus de l'Académie des Sciences de París. También escribió libros entre los que destaca los Principios de Geología y Paleontología, que tuvo varias ediciones.
En 1900, siendo regente la reina María Cristina, se le concedió la Gran Cruz de la Orden del Mérito Naval con distintivo blanco y el tratamiento de excelencia por sus estudios astronómicos; el año siguiente la Sociedad Astronómica de Francia le concedió el Premio Janssen por sus conocimientos astronómicos. Falleció en Tortosa en 1922.

No hay comentarios:

Publicar un comentario